En la mañana de hoy, miércoles 8 de abril, dirigentes empresarios encabezados por el presidente de Federación Económica de Tucumán (FET), Alberto Guardia; se reunieron con referentes del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio (SEOC), representados por Ramón Cano y Roque Brito. Durante el encuentro ambos sectores coincidieron en la gravedad de la crisis que atraviesa no solo sistema sanitario, sino también la economía toda, debido a la pandemia mundial.

"No encontramos solución, ni desde el sector empresario, ni desde el de los empleados de comercio. La mayoría de las empresas se encuentran paralizadas y sin producción, debido a la cuarentena, lo que impidió la generación de ingresos durante casi la mitad del mes de marzo y por un tiempo indeterminado hasta el momento. Esto genera grandes problemas para sostener la actividad y pagar sueldos, en ese sentido pedimos al Gobierno de Tucumán sea un articulador con la Nación para informarles que las medidas adoptadas en las líneas de sueldos y sistema REPRO no funcionan, son impracticables, el porcentaje de empresas que pueden lograr asistencia financiera es casi nulo. El sistema bancario no está previsto para asistir a empresas en crisis, es extremandamente lento, siendo necesario contar con personal bancarizado lo cual en Tucumán no sucede en la mayoría de los casos" explicó el ingeniero Guardia, a la vez que desctacó el gran esfuerzo que están hacen los comerciantes para pagar los salarios de sus trabajadores, más allá que en algunos casos se torna imposible cumplir en tiempo y forma.

Ante el contexto planteado por el titular de la Cental empresaria tucumana, desde FET se solicita que la Nación garantice un salario mínimo, vital y móvil para todos los trabajadores argentinos a través de diferentes programas, que luego las empresas deberán devolver. "Desde hace más de 10 días advertimos esta situación, pidiendo ayuda para poder cumplir con los compromisos salariales antes de el domingo e Pascuas, sin tener ningún tipo de respuesta" expresó el presidente de la FET, quien también resaltó la importancia de la medida tomada por el Ministerio de Economía de la provincia, que suspendió el cobro del impuesto a los sellos, hasta el 29 de mayo, sobre los créditos que las empresas piden al sector bancario.

Al cierre del encuentro, los empresarios se comprometieron a dar a sus empleados, al menos un pago a cuenta antes del domingo de Pascuas, según las posibilidades de cada uno; al tiempo que acordaron con el gremio a pedir una audiencia conjunta, con el gobernador Juan Manzur a fin de que se convierta en un interlocutar válido a nivel nacional para transmitir los problemas del sector productivo tucumano.